11 ene. 2015

Postales de una vida 3. Más anécdotas y curiosidades.

El socio fantasma.
          El 9 de enero de 2015 el Twitter oficial de Rácing Club se hace eco de una imagen que comenzó a circular por internet: el carnet de socio del cantor Carlos Gardel. Se buscaba así poner fin al debate acerca de los colores futbolísticos por los cuales sentía más pasión el querido ídolo.



       Acompañaba el 'tweet' una breve explicación: “Damos a conocer, en exclusiva, el carnet de socio de Carlos Gardel, que data de la década del ´30”.

       El original carece de sellos, firmas, huellas dactilares, o algún otro elemento identificador y garante de su autenticidad. A pedido del coleccionista gardeliano Victorio Sacullo, poseedor de dicho carnet, el Club emitió el 30 de mayo de 1970 un certificado oficial para avalarlo.


        El documento tendría que datar de entre 1931 (fecha de profesionalización del fútbol argentino) y 1933 (año en que Gardel parte de Argentina sin retorno). Cualquier gardeliano informado reconoce que la foto inserta en el carnet es una copia retocada (con una raya pintada en el medio de la cabellera) de un retrato promocional que se tomó en New York, en 1934. La contradicción cronológica resulta insalvable al considerar que la última vez que estuvo en suelo porteño fue el 7 de noviembre de 1933, salvo que consideremos la posibilidad que haya solicitado el carnet desde la distancia y haya enviado una foto por correo desde Estados Unidos.
       No es posible, porque tampoco coincide la numeración del carnet con la fecha de emisión posible. Por la numeración tiene que tratarse de un carnet emitido cerca de 1938 o 1939, mucho después que muriera el cantor. Exponemos aquí el carnet perteneciente al señor Ramón D. Rionda, conservado por su nieto el señor Ramón Eduardo Rionda. Lleva el número de socio 5.818 y fue otorgado por Rácing Club en octubre de 1935, tal cual lo certifica el comprobante de pago que se adjunta. Es por tanto imposible pues que Gardel, fallecido el 24 de junio de 1935, tuviese el número de socio 11.860 siendo que el club alcanzó los 6.000 miembros inscriptos recién a fines de ese año 1935.


      Es posible que el Club haya constatado que en sus planillas figurase un socio con el nombre Carlos Gardel pero tiene que ser otra persona, y el carnet fue modificado con un retrato publicitario de Gardel.
 
       Sólo nos hemos limitado aquí a constatar la inviabilidad del carnet de socio, sin por ello pretender negar que existen testimonios acerca de la afinidad del Morocho con el Club de Avellaneda —ciudad regida por el conservador Alberto Barceló,  mecenas en los comienzos de su carrera musical—. Esos vínculos existieron. Pero el carnet, lejos de apuntalar dicha realidad histórica, tiene interés como nuevo elemento que se suma a la larga lista de "pruebas" gardelianas apócrifas que intentaron terminar con algún aspecto polémico sobre su biografía (este hecho por sí sólo merece un sesudo análisis sociológico).

       A comienzos de 2015 se inauguró en el Estadio de Racing una estatua en homenaje a Carlos Gardel, obra del artista Alejandro Enriquez.
Diego Milito y otros jugadores de Racing en la inaguración de la estatua de Gardel en las plateas del "Cilindro" de Avellaneda. Febrero 2015. Fuente: Twitter Racing Club.


        Parece una respuesta rápida a la estatua de Gardel que desde octubre de 2013 está colocada en medio de la tribuna de José María Delgado, del club montevideano Nacional.
 
Estatua a Carlos Gardel, ubicada en la tribuna José María Delgado, de Parque Central, Club Nacional, Montevideo. Octubre de 2013. Foto: Departamento Comercial de Nacional (@AldoVillarNS)

    La guerra de estatuas de Gardel en estadios de fútbol va a continuar. Del lado uruguayo, Peñarol ya está preparando su propia estatua ya que fundamenta que Gardel era en verdad hincha de Peñarol "porque es más pueblo". 

    En Buenos Aires varios equipos se lo disputan. Carlitos conservó amistad con jugadores de muchos equipos: Boca Juniors, River Plate, Independiente… A Huracán, Gardel le dedica la canción “Largue a esa Mujica”. Se mencionó unas supuestas declaraciones de Gardel asegurando al periodismo que era hincha de Independiente, el otro "team" de Avellaneda.

        Fuera del Río de La Plata fue sólida la vinculación con el Barcelona Football Club equipo al que acompañó en diferentes presentaciones oficiales por España, Inglaterra, Argentina y Uruguay. En la segunda versión que grabó del tango “Patadura”, cambió los nombres para reemplazarlos por los de sus amigos azulgranas Samitier, Piera, Sastre, Zamora y Platko.



© Marcelo O. Martínez - Todos los derechos reservados.




33 Comentarios:

jairo antonio hurtado jaramillo dijo...

Yo pienso, y a mi modo de entender en los documentos que he leido que son de alta fidelidad, Gardel era hinch del Club Racing. Es una opinion muy personal.

Marcelo O. Martínez dijo...

Por supuesto que sí. Aquí no se pretender poner en duda que Gardel sentía simpatía por Racing Club. Lo que se analiza es que el documento que se filtró por internet, asegurando que es la fotografía del carnet de socio de Gardel es falso. Así de simple. La foto de Gardel que aparecé en el carnet se tomó en New York en 1934, y el número de socio, 11.860 no se corresponde con el número de socios que Racing tenía entre 1931 (fecha de la profesionalización del fútbol en Argentina) hasta 1933 (fecha en la que Gardel se va de Argentina para no regresar). Hasta finales de 1935 Racing no superó los 6.000 asociados.

Anónimo dijo...

Gardel fue hincha de Nacional, no de "El Nacional".
Hay una foto de Carlitos en el Gran Parque Central, estadio del Club Nacional de Football, el decano del fútbol uruguayo y primer club criollo de américa.

Marcelo O. Martínez dijo...

En la nota referida al tango PATADURA ya hemos mecionado que en Uruguay, en coincidencia con del Día del Patrimonio, se inauguró el 6 de octubre de 2013 en el Parque Central (estadio del Club Nacional de Fútbol) una estatua a Carlos Gardel, ubicada en la tribuna José María Delgado, donde aparece en la misma postura y con la misma ropa con que fuera fotografiado el 2 de septiembre de 1928. Ese día Gardel había ido a la cancha a acompañar a los jugadores del Fútbol Club Barcelona, equipo del que fue anfitrión en el Río de La Plata. En la foto mencionada aparece junto a sus amigos de F.C. Barcelona, Vincenç Piera (izq.) y Franz Platko (der.). A ambos los menciona en el tango PATADURA (versión 2). Más información sobre el tema en: http://gardel-es.blogspot.com/2011/01/la-cancion-de-la-amistad-patadura.html

Ricardo Casas dijo...

otro decumento...

Jose Luis De Paola dijo...

En realidad,el carnet original de Racing de Gardel,siendo socio,lo atestigua claramente Sergio Renan (reconocido hincha de La Academia,donde le ofrece una muy importante suma de dinero,por comprarlo a un coleccionista ,quien a pesar de no poseer muchos recursos economicos,prefiriò conservarlo,no creo que Renan falte a la verdad conociendo su honestidad intelectual.Ademas hay sobrados testimonios escritos y fotograficos de la relacion Gardel Racing.Elias Alippi su gran amigo y tambien hincha de Racing,comenta "Es increible como insiste Carlos en ir a ver a Racing y a su idolo el gran Ochoita,hablar de Huracan de Peñarol de Barcelona es falsear la verdad històrica (a los jugadores de Barcelona en la letra de el tango patadura los nombra en lugar de los argentinos .como un homenaje a España.Como hincha y conocedor de la Historia de Racing y como incondicional del zorzal criollo,me fastidia enormemente,que hoy se quiera cuestionar un hecho por demas corroborado de incontables testimonios y documentos y finalizo con una frase del inmortal negro Celedonio Flores (tambien hincha de La Academia "Racing se tutea con la Gloria y èsta la Gloria es una mina que no le da bola a cualquiera"

Jose Luis De Paola dijo...

Yo ya aclarè quien es el poseedor del carne original que quizo comprar Sergio Renan,lo que ocurre ,que se mescla la autenticidad del carne que circulò por las redes sociales con la adhesion de Gardel por el Racing Club,se mencionan diferentes clubs argentinos y uruguayos y hasta el Barcelona y eso es totalmente inexacto.Si bien el futbol no era una gran pasion para gardel,como lo era el turf el sentìa una profunda adhesion por Racing y por el gran idolo de la academia Pedro Ochoa a quien le canta "hacer como Tarasca de media cancha un gol o ser como Ochoita el rey de la aficcion"

Daniel Beller dijo...

El documento de la foto es uno de los peores photoshopeos que me toco ver. Desde la tipografia y el tinte del numero de socio, hasta la foto del Gardel con paperas. Gardel pudo haber sido socio, si, pero este carnet es mas falso que modisto de gordas.

Marcelo O. Martínez dijo...

Sr. Jose Luis De Paola: Sería interesante su aporte. ¿Qué datos son inexactos a su criterio? La misma canción que nombra a Pedro Ochoa, el tango Patadura, Gardel la modificó pocos meses después en París para nombrar a sus amigos del Fútbol Club Barcelona: Samitier, Sastre, Piera, Zamora y Platko. Gardel ofició de anfitrión del Barcelona en los partidos que jugaron en Buenos Aires y Montevideo, en 1928. También acompañó al equipo cuando jugaron en Inglaterra. Uno de los partidos que jugó el Barça fue contra Peñarol, y Gardel no pudo evitar festejar el gol de su amigo uruguayo José Antonio Piendibene, hijo de Don Juan Piendibene y de Doña Rosa Ferrari, vecinos de Pocitos. Más info sobre el tango Patadura: http://gardel-es.blogspot.com/2015/01/postales-de-una-vida-3-mas-anecdotas-y.html

Marcelo O. Martínez dijo...

Carlos Gardel era hincha de Rácing, pero también sentía gran simpatía por el equipo de Parque Patricios: Huracán. Tanto él como José Razzano fueron amigos de uno de los representantes más nobles del Club, Jorge Newbery, a quien dedicaron una de sus primeras composiciones: el estilo “A la memoria de Jorge Newbery”, con motivo de conmemorarse el primer aniversario de su muerte, acaécida en 1914.
El afamado piloto aeronáutico fue padrino, presidente honorario y mesenas del Club Atlético Huracán.

Fanáticos declarados de Huracán eran los guitarristas de Gardel, Guillermo Desiderio Barbieri y Ángel Domingo Riverol (que se incorpora al tándem de "escobas" en 1929); siempre llevaban prendido a la solapa el escudo del "Globito", detalle apreciable en algunas fotografías suyas.

Barbieri vivía en Parque Patricios, entre La Rioja y Rondeau, a pocas cuadras de la cancha, en ese entonces situada sobre la calle Arenas (hoy llamada Almafuerte). Casi todas las tardes de los jueves pasaban por su casa los jugadores del club para presenciar los ensayos con El Zorzal.

Fue así que en 1925, en vísperas de jugarse el gran clásico Boca-Huracán, Juan Bautista Scursoni (1898-1993) –capitán del equipo– propuso que invitaran al cantor. Según relata el periodísta Eduardo Rafael, la invitación se la hizo Barbieri en presencia de José Rial, compositor nacido en Parque Patricios. Gardel aceptó, fue al estadio –en aquel entonces también de tablones– y en el vestuario dedicó a los jugadores el vals "Rosas de otoño", escrito por Rial y Barbieri. Se llevó un banderín de recuerdo y dejó –memora Scursoni–, "unos pesos para que a la noche pudieran festejar el triunfo". Los pesos quedaron en los bolsillos del Negro Pratto, "un manguero viejo".” En cuanto al banderín con las firmas: “pasó a manos de Barbieri, y de sus manos al estuche de su guitarra, primero, y al más allá, después”, siendo pasto de las llamas en aquél terrible choque aéreo de Medellín. Pocos días antes de subir al avión, Barbieri había escrito una carta dirigida a sus familiares en Buenos Aires; en ella se quejaba porque nadie le informaba el resultado del partido que Huracán había disputado contra Talleres. En 1929 Huracán sale campeón y Gardel les dedica el tango "Largue a esa Mujica" donde nombra a casi todo el equipo ganador formado en ese entonces por Negro o Ceresetto; Nóbile, Pratto; Bartolucci, Federici, Souza; Loizo, Spósito, Stábile, Chiesa y Onzari.

En la letra se nombra a casi todos ellos, y a otros más, creando una especie de collage surrealista del deporte y el lunfardo. Más info sobre "Largue a esa Mujica"

Marcelo O. Martínez dijo...

Es posible que este carnet tru-cho de Rácing sea el que vio Sergio Renán y otra gente. Se nota que es un documento antiguo. La manipulación fue hecha de manera artesanal, con tinta china o con temperas. No se trata de un trucaje digital, hecho con Photoshop o un software similar. Por el número de socio debe corresponder a algún carnet emitido hacia 1938. Gardel murió el 24 de junio de 1935. Al parecer lo que han hecho es reemplazar la foto original por esta trucada de Gardel. Visto que la hoja está partida por el lado derecho, es posible que por allí introdujeran la foto de Gardel trucada. ¿Había entonces una persona llamada Carlos Gardel después de 1935? Seguro que sí, del mismo modo que hoy existen muchas personas a las que sus padres han puesto el nombre de aquellos que han hecho famoso el apellido, por ejemplo, algún Borges pondrá a su hijo Jorge Luis, algún Maradona pondrá a su hijo Diego, un Mascherano bautizará a su primogénito como Javier, etc. Del mismo modo algún Gardel se verá tentado de poner Carlos a su hijo. También es posible que se usarán los materiales con que se fabricaban los carnet para hacer uno falso ex profeso con el nombre de Carlos Gardel.

Gustavo Laborde dijo...

Peñarol es pueblo!!!

Julián Barsky dijo...

Hace poco me entrevistaron de una asociación de amigos de Racing para que les diera info sobre Gardel en el club. Supongo que todo tiene que ver con esto:

Marcelo O. Martínez dijo...

Gardel era simpatizante del club. Pero el carnet lo deben haber hecho o bien como homenaje (póstumo) o bien es una falsificación para vendérselo a algún coleccionista incauto (esto no sería nada extraño, sino que más bien la picardía criolla es un sello distintivo). No pudo ser hecho mientras Gardel estaba en Argentina porque la foto que está en ese carnet se tomó en New York en 1934, y todos los gardelianos sabemos que luego de 1933 Gardel no pudo regresar a la Argentina porque murió en Medellín en mediados de 1935. El número de socio tampoco es coherente con la fecha de la supuesta emisión. El fútbol amateur existía desde hacía muchas décadas pero recién se hizo profesional en 1931 de modo que el carnet tampoco puede ser anterior a ese año. La foto es una manipulación evidente, y también demuestra que el que hizo el carnet "tenía cola de paja", es decir, sabía que estaba haciendo una truchada pero no tenía ni idea de la vida de Gardel, porque sino no hubiese elegido una foto tan conocida, del año 1934, y no lo hubiese pintado con una raya en el medio, pues Gardel nunca se presentaba en público peinado así en los años '30.

Marcelo O. Martínez dijo...

En la cancha de Parque Central de Montevideo hay una estatua de Gardel, muy similar a la que existe en la cancha de Racing de Avellaneda. La escultura oriental reproduce una foto del cantor tomada en Uruguay cuando el idolo se presentó en la cancha acompañando al Barcelona FC. Sin embargo también Peñarol reclama que El Mago era hincha del club

Marcelo O. Martínez dijo...

Con algún fundamento, Mauricio Curto - vicepresidente de la Subcomisión de Historia y Museo del club Independiente- muestra una publicación en la que, sin medias tintas, se asegura que Gardel "se conmovía ante la casaca roja" y cita como fuente a Mario Evaristo, exdefensor de Boca, Sportivo Barracas, Independiente y el seleccionado argentino. Claro que son siempre declaraciones posteriores a la muerte del cantor. A pesar de ello supongo viable que Gardel también pueda haber tenido afinidad con ese otro club de Avellaneda, bastión del intente Alberto Barceló, que ofició de mecenas al comienzo de su carrera artística, de modo que Avellaneda era uno de los reductos más importantes donde hacía sus presentaciones folclóricas y donde se inició como músico profesional.

Gustavo Laborde dijo...

Es más pueblo y es más gloria! Aguante el manya!!!

Julián Barsky dijo...

En Rosario dicen que era hincha de Newell´s, ya que era muy amigo de Florindo Bearzoti, que jugaba para ese equipo. Gardel salía a correr por el Parque Independencia.

Gustavo Laborde dijo...

Tampoco hay que olvidar el incidente en el Estadio Centenario en la final de 1930...

Jose Luis De Paola dijo...

Gardel de Indesingente? Nunca escuche un disparate igual.Como el gran Zorzal criollo iba a ser hincha de un club,de vendedores de tiendas?por favor hablen en serio ya tienen a ese muchacho Montaner o a manzana Pueyrredon,con eso ya esta bien,no jodan mas...

Gustavo Laborde dijo...

Cuando se habla de fobal, o de Gardel todo se vuelve tan racional...

Norber Heguy dijo...

A Gardel no le interesaba nada el futbol Se cuenta que en un reservado del Tabarís, se encontraban: Carlos De la Púa, Celedonio Flores, Carlos Gardel y Anibal Troilo apenas un adolescente, Cuenta el gordo Pichuco que Gardel tenía una total indiferencia por el futbol. afirmando lo mismo con respecto a su actitud comentando la presencia del cantor en la cancha de San Lorenzo
Solamente tres aislados tangos y de poca relevancian en la temática letrística fueron los que grabó Gardel con respecto al futbol: Largue a esa Mujica, Mi primer gol y Patadura. Como sostiene Marily Contreras “…a Gardel no lo apasiona el futbol…” “…tiene amigos en todos los círculos…” “…los tiene entre la nobleza europea, en el Abasto, en pleno centro, en el mundo artístico, en el truf, en el box, [y también] en el futbol, y en cualquier ignoto barrio de las sierras cordobesas. Su simpatía es arrasadora…”El tango Largue a esa Mujica vinculado al Club Huracan no demuestra que Gardel fuese adepto al futbol, ni al club Huracan. Si algún vínculo tuvo, solo fue circunstancilamente por ser amigo a principios de siglo, del piloto aeronáutico Jorge Newbery a quien le didicara el estilo “A la memoria de Jorge Newbery” que había sido presidente honorario de dicha institución. Barbieri, si por el contrario, si, era simpatizante de dicho cuadro y mas aún, vivía en Parque Patricios entre La Rioja y Rondeau, a pocas cuadras de la cancha de Huracan en Arenas (hoy Almafuerte) Una tarde, en 1925 en vísperas de un clásico entre Boca y Huracan, Barbieri le propone a Gardel ir al estadio. Conforme a lo relatado por el periodista Eduardo Rafael. Gardel aceptó dicha invitación y cantó. Le fue entregado un banderín con la firma de todos los jugadores. Seguramente por esa indiferencia notoria del cantor, dicho banderín quedó en manos de Barbieri y de sus manos al estuche de su guitarra que se consumiría en la llamas del accidente de Medellín.El otro tango que Gardel canto relacionado con el futbol fue el tango Sami, dedicado al famoso jugador español Josçe Samitier en 1928. Con letra de Lito Mas y música de Nicolás Verona. Este tango nunca lo grabó. Otro tango fue Patadura, de Enrique Carrera Sotelo y José López Arce también fue grabado por Gardel en 1929. Pero a Gardel fundamentalmente lo que le atraía en primer lugar eran las carreras. Se podría decir que la época a la que él pertence, no manifestaba esa pasión que irá en aumento hacia mediados de la década del 30. Tampoco la amistad de Gardel con el jugador José Samitier respondía a una predilección del cantor por el fútbol. sino por ser ambos, partícipes de una rueda o tertulia de café (la peña del Pepe) que se llevaba a cabo en el Café Baviera de la calle de Alcalá a la cual concurría José Samitier, un personaje atípico, vinculado a la intelectualidad, con una gran capacidad de relación social. SIGUE

Norber Heguy dijo...

(CONTINUACION) En dicha rueda alternaban personalidades importantes de la literatura española como el doctor Gregorio Marañón, el escritor José María de Cossío, Jacinto Benavente. Samitier era también secretario técnico del Real Madrid. Allí en 1928 se inicia la simpatía del cantor con los jugadores del Barcelona. Tal compromiso obliga al cantor a visitarlos después de una final con el Real Madrid, cantándoles a los jugadores lesionados mientras se reponían de golpes y machucones (se conocen dos fotografías al respecto) una junto a la cama de un hospital, y Samitier vendado en cabeza y cuello. Con respecto al hecho de que el jugador Samitier jugó diez minutos en Montevideo, para complacer la solicitud del cantor queríendo compartir la performance del jugador con el público uruguayo, creemos que fue una anécdota creada por el periodista futbolístico que escribió el artículo aparecido en el diario “El Pueblo” de Montevideo el 4 de julio de 1935- También, si bien fue cierto que el equipo de Barcelona coincidió con la temporada en que Gardel y que Gardel a la hora del partido actuaba en el teatro Solis, es falsa la anécdota que relata que Samitier se retiró 10 minutos antes de finalizar el partido para ver a Gardel. Eso no es nada cierto sino cosa que responde a pura invención del periodista. Segun cuenta Guibour cuando en 1931 viajaron a Londres para un histórico partido con los ingleses, Carlos que estaba en París, según cuenta el periodista, fue por puro compromiso que Carlos los acompañó a Londres junto con Pierotti y Duggan, propietario de caballos de carrera. En otra circunstancia, estando Gardel en Barcelona en 1928, la delegación argentina que concurría a los juegos Olímpicos de Amsterdam, pasa por esta ciudad de España. Según relata Guibourg, todo parecía que Gardel concurriría a Amsterdan a presenciar a la delegación argentina, pero imprevistamente, conforme a lo que relata Guibourg, diríamos que deliberadamente, decide viajar a Italia. Esto muestra el poco interés por el futbol, y la poca relevancia que para él tenía. En el campeonato mundial en 1930 en Montevideo, Gardel estaba actuando en el Teatro Artigas. Dos días antes de jugarse la final, a la hora de la cena se apareció en la concentración del hotel Barra de Santa Lucía y cantó para el plantel hasta la medianoche. Insolitamente, hace lo mismo con la selección uruguaya en los Aromos. El investigador gardeliano Nelson Bayardo atribuye el desprestigio de Gardel a partir de 1930, a las declaraciones sobre su nacionalidad uruguaya en momentos en que se jugaba la final de dicho campeonato.con Argentina (Declaraciones al diario Imparcial de Montevideo). La nacionalidad del cantor no tenía tanta importancia como lo fua a por obra de Defino despues de la tragedia de Medelín. Lo que sí tiene si tiene trascendencia en esos momenos es la presencia en el Rio de la Plata, por pirmera vez de un espectáculo de masas, que desplaza cualquier otro tipo de espectáculo público en esos momentos.

Marcelo O. Martínez dijo...

Perfecto el análisis Sr. Norber Heguy. Sólo cabe hacer algunas puntualizaciones pequeñas, las dos versiones de PATADURA grabadas por Gardel se hicieron en 1928 y el partido del Barça que presenció Gardel fue contra la Real Sociedad. Añado que el evento fue en la cancha El Sardinero de Santander. Le acompañaron José María De Cossío y Rafael Alberti, ambos miembros destacados de las tertulias del Café Baviera. Con ellos al otro día pasó por el hospital para visitar al valiente arquero Franz Platko que había recibido un fuerte golpe en la cabeza. Aún hoy en Barcelona corre el rumor que fue el propio Carlitos en persona quien colocó los vendajes en la cabeza de Platko y lo alentó para que regresara a la cancha. Dejo enlace al vídeo con tal testimonio. Desde luego se trata de una leyenda, aunque se cuente como un hecho comprobado... pero que nos demuestra el poder talismánico que el pueblo culé atribuía —y aún atribuye— al querido cantor rioplatense. El breve video (de 3 minutos) recoge información que expuse en mi nota sobre el tango PATADURA. http://youtu.be/l1KT2fZ0Yuc

Marcelo O. Martínez dijo...

Josep Samitier i Vilalta fue el gran amigo de Gardel en Barcelona. Apodado en sus inicios como el “Hombre langosta”. Era un excepcional regateador así como buen asistente y constructor del juego. Un auténtico crack. Por su capacidad de rematar desde cualquier posición, por su manejo del balón y su habilidad para engañar a los adversarios, pronto se ganó el apelativo de “El Mago”. Cierto periodista catalán de la época, Josep Mª Lladó i Figueres, aseguró que el mote con el que aún hoy se conoce al gran deportista surgió de una frase que Gardel dijo a Razzano y otros amigos: «El domingo no se comprometan: iremos a la cancha a ver jugar al Mago del Balón». Por supuesto que está anécdota también debe ser otra exageración de los catalanes debido a la gran pasión y cariño que sienten aún hoy en día por Gardel. Aquí les dejo video con esas declaraciones del veterano J.M.Lladó : https://www.youtube.com/watch?v=-AmTsaXOllA&feature=youtu.be&t=3m32s

Marcelo O. Martínez dijo...

De todas formas es verdad que la pasión por el fútbol es más un añadido posterior que una realidad vivida por Gardel. El era más "burrero" que "futbolero". Quizás una anécdota pueda ser ilustrativa al respecto. Cuando el Barcelona jugó su segundo partido en Buenos Aires, en la cancha de River Plate, a pesar del frío y la amenaza de lluvia, se batió el récord de recaudación, nada menos que 77.000 dólares de la época. Asistieron 35.000 espectadores, entre ellos por supuesto Carlos Gardel, el anfitrión, que fue acompañado por su amigo José Razzano. El capitán Samitier aprovechó para acercarse hasta las gradas y saludarles. Sin
embargo, a medida que se desarrollaba el juego, El Morocho y Razzano se iban aburriendo cada vez más. Se miraron entre ellos y se adivinaron el pensamiento, sin pronunciar palabra. Al comenzar el segundo tiempo, el dúo ya había partido en coche (un Graham Piage que ese año Gardel le había comprado a Samitier) rumbo al hipódromo de Palermo, para ver las carreras de la tarde.

Martina Iñiguez dijo...

¡Excelente nota, Marcelo!

Martina Iñiguez dijo...

¡Excelente nota, Marcelo!

Racing inaugura estatua de Carlos Gardel dijo...

A pocos días de comenzado el año, Racing Club sorprendió con un evento inesperado: inauguró en su estadio una estatua dedicada a unos de sus hinchas más famosos: el mítico Carlos Gardel.

A partir de ahora, la obra quedará en las plateas preferenciales del Cilindro de Avellaneda. La iniciativa la tuvo el Departamento de Marketing de Racing, y la idea la materializó el Comité de Gestión del Estadio, con la colaboración del artista Alejandro Enriquez.

Además, y en plan de documentar esta decisión, el club presentó el carnet de socio de Racing de Gardel, que data de la década del ´30. “El mismo estuvo durante años en poder del coleccionista Victorio Sacullo y posee una certificación oficial del club del año 1970, que reafirmó la veracidad del mismo al cotejarlo en los registros de la institución”, aclara el comunicado oficial de la Academia.

Rene Delfin Vazquez dijo...

Hay que tener en cuenta que los hinchas de futbol de la época de Gardel no eran fanáticos que deseaban la muerte de sus rivales como sucede en nuestros tiempos, por lo tanto Gardel podía ser invitado a ver partidos de distintos clubes y concurrir a los mismos sin ser tildado de traidor o algún insulto similar, por simpatizantes de Racing.

Marcelo O. Martínez dijo...

Así Rene Delfin Vazquez. Era la época del fútbol amateur, y los códigos eran otros, muy diferentes a los actuales del fútbol profesionalizado, y masificado, convertido en negocio y en herramienta de control social. En su época Gardel tenía afinidad con muchos equipos y amistad con muchos jugadores, y viceversa.

Rene Delfin Vazquez dijo...

aca encontré un blog donde los hinchas de Peñarol refutan a hinchas de Nacional, evidentemente siguen mirando la cuestión con ojos del siglo 21 http://www.padreydecano.com/cms/columnas/gardel-un-hincha-de-penarol-en-tu-tribuna/

R10 dijo...

A Gardel se lo vio en el Estadio Gran Parque Central de Nacional en 1928 durante el partido Nacional 3 - 0 Barcelona y es ahi que le sacan la famosa foto sentado en la butaca de la tribuna principal... la José Maria Delgado. Toda la vida ha estado en la sede de Nacional esa misma butaca y la foto original sacada por el diario el pais. En 2013 y con motivo del día del patrimonio se dedico en el Gran Parque Central especialmente el día, al tango vinculado con el fútbol. Se pasaron diferentes tangos, se reubicó la butaca original en la cual Gardel se sento ese día y se inauguro una estatua del mago exactamente con la misma posicion en la cual le tomaron la foto. En 1930 durante el partido Argentina - francia por la primer copa del mundo de la historia, Gardel vuelve a estar presente en las tribgunas de el Gran Parque Central. Estas fueron presencias públicas de Gardel en el Gran Parque Central pero el Mago en cada visita a Montevideo visitaba el Parque Central durante las concentraciones de los jugadores de Nacional... los jugadores del equipo criollo de sus amores... el equipo del zorzal criollo ! Salú !