12 ene. 2015

ÍNDICE DE ARTÍCULOS



11 ene. 2015

Postales de una vida 3. Más anécdotas y curiosidades.

El socio fantasma.
          El 9 de enero de 2015 el Twitter oficial de Rácing Club se hace eco de una imagen que comenzó a circular por internet: el carnet de socio del cantor Carlos Gardel. Se buscaba así poner fin al debate acerca de los colores futbolísticos por los cuales sentía más pasión el querido ídolo.



       Acompañaba el 'tweet' una breve explicación: “Damos a conocer, en exclusiva, el carnet de socio de Carlos Gardel, que data de la década del ´30”.

       El original carece de sellos, firmas, huellas dactilares, o algún otro elemento identificador y garante de su autenticidad. A pedido del coleccionista gardeliano Victorio Sacullo, poseedor de dicho carnet, el Club emitió el 30 de mayo de 1970 un certificado oficial para avalarlo.


        El documento tendría que datar de entre 1931 (fecha de profesionalización del fútbol argentino) y 1933 (año en que Gardel parte de Argentina sin retorno). Cualquier gardeliano informado reconoce que la foto inserta en el carnet es una copia retocada (con una raya pintada en el medio de la cabellera) de un retrato promocional que se tomó en New York, en 1934. La contradicción cronológica resulta insalvable al considerar que la última vez que estuvo en suelo porteño fue el 7 de noviembre de 1933, salvo que consideremos la posibilidad que haya solicitado el carnet desde la distancia y haya enviado una foto por correo desde Estados Unidos.
       No es posible, porque tampoco coincide la numeración del carnet con la fecha de emisión posible. Por la numeración tiene que tratarse de un carnet emitido cerca de 1938 o 1939, mucho después que muriera el cantor. Exponemos aquí el carnet perteneciente al señor Ramón D. Rionda, conservado por su nieto el señor Ramón Eduardo Rionda. Lleva el número de socio 5.818 y fue otorgado por Rácing Club en octubre de 1935, tal cual lo certifica el comprobante de pago que se adjunta. Es por tanto imposible pues que Gardel, fallecido el 24 de junio de 1935, tuviese el número de socio 11.860 siendo que el club alcanzó los 6.000 miembros inscriptos recién a fines de ese año 1935.


      Es posible que el Club haya constatado que en sus planillas figurase un socio con el nombre Carlos Gardel pero tiene que ser otra persona, y el carnet fue modificado con un retrato publicitario de Gardel.
 
       Sólo nos hemos limitado aquí a constatar la inviabilidad del carnet de socio, sin por ello pretender negar que existen testimonios acerca de la afinidad del Morocho con el Club de Avellaneda —ciudad regida por el conservador Alberto Barceló,  mecenas en los comienzos de su carrera musical—. Esos vínculos existieron. Pero el carnet, lejos de apuntalar dicha realidad histórica, tiene interés como nuevo elemento que se suma a la larga lista de "pruebas" gardelianas apócrifas que intentaron terminar con algún aspecto polémico sobre su biografía (este hecho por sí sólo merece un sesudo análisis sociológico).

       A comienzos de 2015 se inauguró en el Estadio de Racing una estatua en homenaje a Carlos Gardel, obra del artista Alejandro Enriquez.
Diego Milito y otros jugadores de Racing en la inaguración de la estatua de Gardel en las plateas del "Cilindro" de Avellaneda. Febrero 2015. Fuente: Twitter Racing Club.


        Parece una respuesta rápida a la estatua de Gardel que desde octubre de 2013 está colocada en medio de la tribuna de José María Delgado, del club montevideano Nacional.
 
Estatua a Carlos Gardel, ubicada en la tribuna José María Delgado, de Parque Central, Club Nacional, Montevideo. Octubre de 2013. Foto: Departamento Comercial de Nacional (@AldoVillarNS)

    La guerra de estatuas de Gardel en estadios de fútbol va a continuar. Del lado uruguayo, Peñarol ya está preparando su propia estatua ya que fundamenta que Gardel era en verdad hincha de Peñarol "porque es más pueblo". 

    En Buenos Aires varios equipos se lo disputan. Carlitos conservó amistad con jugadores de muchos equipos: Boca Juniors, River Plate, Independiente… A Huracán, Gardel le dedica la canción “Largue a esa Mujica”. Se mencionó unas supuestas declaraciones de Gardel asegurando al periodismo que era hincha de Independiente, el otro "team" de Avellaneda.

        Fuera del Río de La Plata fue sólida la vinculación con el Barcelona Football Club equipo al que acompañó en diferentes presentaciones oficiales por España, Inglaterra, Argentina y Uruguay. En la segunda versión que grabó del tango “Patadura”, cambió los nombres para reemplazarlos por los de sus amigos azulgranas Samitier, Piera, Sastre, Zamora y Platko.



© Marcelo O. Martínez - Todos los derechos reservados.